Google+ Followers

domingo, 15 de diciembre de 2013

El centro visto desde las cúpulas de seis iglesias

Fuente: http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/el-centro-visto-desde-las-cupulas-de-seis-iglesias-596964.html


El centro visto desde las cúpulas de seis iglesias
La fuente de agua y la campana más antigua de Quito y belenes del siglo XVII son parte de la muestra que integra los campanarios y monasterios del centro histórico.

Conocer los secretos que atesoran las órdenes religiosas en los monasterios del Carmen Bajo, Carmen Alto y Santa Clara y divisar el centro histórico desde las cúpulas y campanarios de La Merced, San Agustín y Santo Domingo son las dos rutas propuestas para la temporada navideña.

La primera, que podrá ser recorrida el próximo viernes, se inicia en la iglesia de La Merced.  

En el patio central, junto a la iglesia, se encuentra la fuente de agua más antigua de Quito (1652), en la que se posa la estatua de  Neptuno (personaje de la mitología griega). Eduardo Navas, sacerdote,  explica que hasta  esa fuente llegaba el agua del Pichincha, de la cual se abastecían los habitantes del sector. Por eso la imagen. 

Después de este punto se inicia el ascenso hacia las cúpulas. El paso obligado es la sala destinada al coro, en donde, en lugar de la silla prioral, se encuentra una ornasina, en cuyo interior está la imagen de la Virgen de La Merced. A través de unos escalones de madera se llega a las cúpulas. Por su estrechez, es necesario sujetarse bien  y usar zapatos cómodos. Esta visita no es apta para quienes tienen vértigo. 

Desde ahí se observa gran parte del centro histórico e incluso el techo y los patios del convento de San Francisco.

El ascenso continúa hacia el campanario, en la torre más alta de la iglesia. En su interior hay seis campanas de diverso tamaño. La más grande está en el centro y cuelga de una viga. Tiene cerca de dos metros de alto y fue la primera campana de Quito. Según el guía, el repicar de esta campana gigante, que coronaba a la primera basílica de la ciudad, era escuchado hasta en los valles. Después de los terremotos que azotaron Quito, gran parte de la campana se destruyó y, al repararla, perdió la  sonoridad. 

La ruta continúa con el Monasterio de Santa Clara, para subir a uno de los domos que todavía se conservan. Hasta allí acuden las novias a punto de casarse, quienes entregan una canasta llena de huevos para que las monjitas recen por el futuro matrimonio y no llueva el día de la boda. 

El siguiente paso es el Monasterio del Carmen Alto, que se abrió como museo. Aquí se podrá conocer la casa en la que nació, vivió y murió Santa Mariana de Jesús. Por primera vez, las guardianas de este lugar muestran su belén, que contiene piezas del siglo XVII. 

La segunda ruta comienza ascendiendo a las cúpulas de Santo Domingo. En esta iglesia se guarda la imagen de la conocida Virgen de Legarda. El siguiente punto es San Agustín, considerada la única iglesia quiteña con forma de campana. En ese lugar, dicen los expertos, se inicia la línea del solsticio, que también atraviesa La Compañía y San Francisco. En el Carmen Bajo finaliza el recorrido para conocer la vida conventual de las carmelitas y el pesebre  conformado por más de 500 piezas de hace tres siglos  y que fue resguardado  306 años.

Esta ruta podrá ser visitada el próximo sábado, en cuatros horarios. 

El costo a es de $20. Los cupos son limitados y se los reserva en la Tienda El Quinde (Venezuela y Espejo).
Categoría: Cultura.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario